¿Qué estás buscando?

ESTILO, Manual de estilo para los nuevos medios

Una guía viva en la red sobre los nuevos usos

Borrador

etiqueta: preposiciones

112 ARTÍCULOS

  • Después de y tras no son lo mismo que a causa de o en

    por becarios

    La locución después de y la preposición tras no indican por sí mismas causa ni expresan nunca simultaneidad. Para expresar estos sentidos en español, lo adecuado es utilizar a causa de o en.

    Con excesiva frecuencia se encuentra en los medios un uso equívoco o claramente erróneo de después de y de tras: «tres heridos después de un tiroteo» o «el jugador se lesionó tras un choque con el delantero contrario». Nada habría que objetar a estas frases si se hubiese producido el tiroteo y al cabo de un rato tres personas hubieran resultado heridas por otra causa; o si el jugador, después de su encontronazo con el delantero, hubiera seguido jugando y algo más tarde se hubiese, por ejemplo, dislocado una rodilla. Pero lo que quería decirse en las noticias es que los heridos lo habían sido a causa del tiroteo o durante él, y que la lesión del jugador la había producido el choque, o que se había producido en el momento de chocar.

    Para expresar que algo es causa de otra cosa o que se produce simultáneamente a ella, no puede emplearse después detras, que no indican causa y expresan siempre posterioridad. Si se pretende expresar estos sentidos lo preferible será utilizar a causa de, que significa ‘ por el motivo que se indica’, según el Diccionario académico; o en, que te remite a por, con el sentido de algo que ‘denota causa’. Así que por se puede presentar como otra alternativa posible.

    Por lo tanto, en los ejemplos anteriores habría sido más adecuado decir «tres heridos a causa de un tiroteo» o «en un tiroteo», y «el jugador se lesionó en un choque con el delantero contrario» o «a causa de un choque».

     

  • cuanto más, no contra más

    por Manual

    Las expresiones contra más y contra menos no son adecuadas con el sentido de cuanto máscuanto menos, según recoge el Diccionario panhispánico de dudas.

    Con frecuencia se oyen o se leen frases como «Contra más gente reunamos, más posibilidades tendremos de lograr esa victoria pacífica» o «Contra más cerca está el Barça, mejor responde el Madrid» en las que se utiliza impropiamente la preposición contra, que siempre tiene significado de ‘oposición a’.

    En su lugar, lo adecuado es utilizar cuanto, que expresa cantidad, siempre en concordancia con el sustantivo que va detrás, por lo que en las frases anteriores lo apropiado habría sido escribir «Cuanta más gente reunamos, más posibilidades tendremos de lograr esa victoria pacífica» y «Cuanto más cerca está el Barça, mejor responde el Madrid».

    Tampoco son correctas las deformaciones populares cuantimáscontimáscontrimás. El Diccionario panhispánico de dudas añade que mientras más es una variante coloquial aceptable y que la forma entre más se emplea en México y el área centroamericana, pero solo en esta zona se considera parte de la norma culta.

    Por otro lado, cuanto más también es una locución que significa ‘con mayor motivo’ y, con este sentido, no debe confundirse con cuando más, otra locución que significa ‘a lo sumo’, tal como indica la citada obra académica.

    Así, son correctas frases como «Ayuda a todo el mundo. Cuanto más a sus amigos» y «Su actitud fue cuando más educada, pero no amistosa», pero no «Ayuda a todo el mundo. Cuando más a sus amigos» ni «Su actitud fue cuanto más educada, pero no amistosa».

  • esperar algo no es lo mismo que esperar a algo

    por Manual

    La construcción esperar algo se emplea para indicar que se tiene la esperanza de que ese algo suceda, mientras que la expresión esperar a algo se utiliza para señalar que se da tiempo a que eso ocurra.

    El Diccionario panhispánico de dudas señala que cuando significa ‘tener esperanza [en que algo suceda] o creer que sucederá’,  esperar es transitivo y va seguido de un infinitivo o de una oración introducida por que («El presidente espera que se imponga el sentido común para solucionar el conflicto» o «Los comerciantes esperan hacer su agosto en diciembre»).

    Por el contrario, si significa ‘dar tiempo a que algo suceda antes de hacer otra cosa’, es intransitivo y en ese caso el infinitivo o la oración introducida por que van precedidos de la preposición a («Los mercados esperarán a conocer la decisión del BCE antes de actuar»).

    Por tanto, si se dice «Cincuenta familias esperan a que sus calles vuelvan a la normalidad urbanística», queremos decir que esas familias están dando tiempo a que las calles vuelvan a la normalidad.

    Pero, si se dice «Cincuenta familias esperan que sus calles vuelvan a la normalidad urbanística», estamos dando a entender que estas familias tienen esperanza de que las calles volverán a la normalidad.

  • prevenir algo no es lo mismo que prevenir de algo

    por Manual

    La expresión prevenir de algo, con la preposición de, significa ‘avisar o advertir de que algo puede ocurrir’ y por ello no es apropiado su uso en lugar de prevenir algo, sin la preposición, que significa ‘tratar de evitar o impedir un daño’.

    En las noticias se pueden encontrar ejemplos donde aparece este giro usado de modo inapropiado: «El ejercicio se presenta como la vacuna que previene de las enfermedades» o «Se han instalado zócalos que previenen de rozaduras y el ensuciamiento de las paredes».

    Tal como señala el Diccionario del estudiante de la Real Academia Española, cuando prevenir significa ‘prever o tratar de evitar un daño o peligro’ o ‘prever un acontecimiento y tomar medidas y precauciones’, no se usa la preposición de, que sí puede emplearse con el sentido de ‘informar con anticipación’.

    Atendiendo a lo que se quiere expresar, las frases anteriores se podrían haber redactado del siguiente modo: «El ejercicio se presenta como la vacuna que previene las enfermedades» o «Se han instalado zócalos que protegen de rozaduras y el ensuciamiento de las paredes».

    Sí se puede decir prevenir de algo cuando tiene los sentidos de ‘avisar’ y ‘alertar’, como en «Sus compañeros le han prevenido de las consecuencias que tendría para su carrera», así como cuando se usa con pronombre, con el sentido de ‘protegerse ante alguien o algo’, como en «Se aconseja la vacunación para prevenirse de (o contra) la gripe».

  • acordarse de algo, recordar algo

    por Manual

    El verbo acordar(se), cuando significa ‘tener algo presente en la memoria’, se construye con la preposición de (acordarse de algo), a diferencia del verbo recordar, que lo hace sin esa preposición (recordar algo).

    En los medios de comunicación pueden verse frases como «La alcaldesa no se acuerda que acaba de privatizar la gestión del agua» o «Ya nadie se acuerda que el Barcelona buscaba un central el año pasado».

    El Diccionario panhispánico de dudas explica que ya desde antiguo es frecuente omitir la preposición de tras el verbo acordar(se), en especial en la lengua oral y coloquial («Me acordé que era tu cumpleaños» o «¿Te acuerdas la noticia que me leíste ayer?»), aunque recomienda que en la lengua general culta se mantenga.

    Así, en los ejemplos anteriores habría sido más apropiado escribir «La alcaldesa no se acuerda de que acaba de privatizar la gestión del agua» y «Ya nadie se acuerda de que el Barcelona buscaba un central el año pasado».

    Respecto al verbo recordar, la misma obra recomienda evitar, en el habla culta,  las formas recordarse de algo (un uso antiguo que aún pervive en algunas zonas de España y América) y recordar de algo.

  • el día antes, mejor que el día de antes

    por Manual

    Cuando antesdespués complementan a un sustantivo que expresa tiempo, como día, mañana, noche, semana, mes o año, no resulta apropiado anteponer la preposición deel día antes, mejor que el día de antes.

    Es relativamente frecuente, sin embargo, encontrar secuencias de este tipo en los medios de comunicación: «El hombre pudo morir la tarde o la noche de antes» o «¿Cómo fue el día de después de proclamarse campeón?».

    Tal y como señala el Diccionario panhispánico de dudas, en este contexto antesdespués se comportan como adjetivos y significan, respectivamente, ‘anterior’ y ‘posterior’, por lo que resulta innecesario el uso de la preposición, que se siente hoy arcaizante.

    En los ejemplos anteriores, por tanto, habría resultado preferible escribir «El hombre pudo morir la tarde o la noche antes» y «¿Cómo fue el día después de proclamarse campeón?».

  • deber + infinitivo y deber de + infinitivo, diferencia

    por Manual

    Deber + infinitivo expresa obligación o suposición y deber de + infinitivo solo indica suposición, tal como recoge el Diccionario panhispánico de dudas.

    Sin embargo, en los medios de comunicación es muy habitual encontrar frases en las que se emplea inapropiadamente deber de + infinitivo cuando lo que se pretende expresar es obligación: «Rajoy debe de asumir los secretos del PP», «Snowden debe de regresar a Estados Unidos para ser juzgado» o «En Guerrero se debe de combatir la pobreza y la marginación».

    El Diccionario panhispánico de dudas explica que la perífrasis deber + infinitivo se construye siempre sin la preposición de cuando indica obligación: «Los usuarios de tarjeta prepago deben dar sus datos antes del 9 de noviembre» y no «Los usuarios de tarjetas prepago deben de dar sus datos antes del 9 de noviembre».

    Por tanto, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «Rajoy debe asumir los secretos del PP», «Snowden debe regresar a Estados Unidos para ser juzgado» y «En Guerrero se debe combatir la pobreza y la marginación».

    Para indicar posibilidad o suposición, en cambio, sí se puede emplear deber tanto con la preposición de como sin ella: «Deben de ser las nueve», «Deben ser las nueve». De las dos formas puede decirse y ambas significan ‘Me parece que son las nueve’, ‘Serán las nueve’.

  • ‘estar confiado en’, no ‘estar confiado de’

    por Manual

    La forma estar o mostrarse confiado, que da a entender que alguien ‘espera con firmeza y seguridad’ alguna cosa, se construye con la preposición en y no con de.

    Pese a ello, es frecuente encontrar en los medios de comunicación noticias como «El consejero se ha mostrado confiado de que se alcanzará la cifra de 16 millones de turistas», «El partido está confiado de que ganará en 2014» o «Rosberg: “Estoy muy confiado de luchar por la victoria”».

    El Diccionario panhispánico de dudas explica que el verbo confiar, cuando significa ‘tener confianza en alguien’ o ‘tener la esperanza firme de que algo suceda’ es intransitivo y se construye con un complemento introducido por en.

    Así en los ejemplos anteriores, lo adecuado habría sido utilizar la preposición en o emplear alternativas como tener o mostrar confianza enconfiar en: «El consejero se ha mostrado confiado en que se alcanzará la cifra de 16 millones de turistas», «El partido confía en que ganará en 2014», «Rosberg: “Tengo mucha confianza en luchar por la victoria”».