¿Qué estás buscando?

ESTILO, Manual de estilo para los nuevos medios

Una guía viva en la red sobre los nuevos usos

Borrador

etiqueta: afijos

55 ARTÍCULOS

  • Día Mundial de la Lucha contra el Sida: claves para una buena redacción

    por Manual

    Con motivo de la celebración el próximo día 1 de diciembre del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, se ofrecen algunas recomendaciones sobre términos que pueden plantear dudas.

    • La palabra sida, que procede de la sigla SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), está lexicalizada (como láserovni) y se escribe con minúscula por ser el nombre común de una enfermedad, como gripediabetes.

    El término antirretroviral, formado por el prefijo anti- y el adjetivo retroviral, se escribe con el prefijo unido a la palabra y duplicación de la erre, no anti-retroviral ni anti retroviralantiretroviral.

    La expresión lazo rojo se escribe con minúsculas iniciales y sin entrecomillar.

    Sida no es lo mismo que VIH, pues sida es el nombre de la enfermedad, mientras que la sigla VIH (virus de inmunodeficiencia humana) designa al virus que la causa: se puede ser portador del virus y no padecer nunca la enfermedad.

  • vaporear, mejor que vapear

    por Manual

    Vaporear, mejor que vapear, es la forma recomendada para referirse a la acción de aspirar y despedir el vapor de los cigarrillos electrónicos.

    Sin embargo, la forma que se suele emplear en los medios de comunicación es vapear, como puede verse en los siguientes ejemplos: «En vez de fumar se llama vapear, por el vapor que emite simulando en apariencia el humo del cigarro» o «Cada vez son más los fumadores que se pasan a la moda de vapear o fumar cigarrillos electrónicos».

    El Diccionario académico ya recoge el verbo vaporear con el significado cercano de ‘exhalar vapores’, de modo que el uso de este verbo en el contexto de los cigarrillos electrónicos puede considerarse una ampliación léxica de esta acepción.

    Además, en aquellos casos en los que a un sustantivo terminado en -or se le añade el sufijo -ear, el sustantivo permanece inalterado: de sabor color se forman saborearcolorear, no sabear ni colear. De acuerdo con este criterio, a partir de vapor se deriva vaporear, no vapear (posible adaptación de vaping, que es la palabra que se está usando en inglés).

    Por otro lado, los verbos vaporizarevaporar no serían adecuados, pues tienen otros significados (vaporizar, en concreto, es lo que hace el cigarro electrónico: ‘convertir un líquido en vapor’).

    Así pues, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «En vez de fumar se llama vaporear, por el vapor que emite simulando en apariencia el humo del cigarro» y «Cada vez son más los fumadores que se pasan a la moda de vaporear o fumar cigarrillos electrónicos».

  • ciclismo: 8 claves para una buena redacción

    por Manual

    Ante el comienzo de la 68.ª edición de la Vuelta Ciclista a España, se enumeran a continuación ocho términos y expresiones que pueden plantear dudas a la hora de redactar informaciones relacionadas con este acontecimiento deportivo.

    1. Contrarreloj, con el significado de ‘carrera, generalmente ciclista, en la que los participantes toman la salida a intervalos de tiempo previamente establecidos y se clasifican según el tiempo que emplean en llegar a la meta’, se escribe en una sola palabra, con dos erres delante de la e y su plural es contrarrelojes.

    2. Esprín (plural esprines) es la adaptación gráfica propuesta por la Asociación de Academias de la Lengua para la voz inglesa sprint. El verbo correspondiente es esprintar y el corredor especialista es un esprínter, plural esprínteres

    3. Puerto es el equivalente en español del galicismo col y el catalanismo coll: «El Tourmalet es quizás el puerto de montaña más famoso».

    4. El término gregario hace referencia al ciclista que corre al servicio del cabeza de equipo. En ocasiones, también se le llama peóndoméstico.

    5. El término pájara, como ‘bajón físico súbito que impide al corredor mantener el ritmo de la carrera’, está recogido en el Diccionario académico y, por tanto, lo apropiado es escribirlo en redonda y sin comillas.

    6. Maillot es un préstamo del francés que se ha incorporado al español con la misma grafía, por lo que se escribe en redonda y sin comillas y se pronuncia /maillót/. Su plural es maillots. (En algunas ocasiones se opta por las traducciones camisetajersey).

    7. Antidopaje se escribe sin separar el prefijo, y no anti-dopaje ni anti dopaje ni el extranjerismo antidoping.

    8. Los apodos y alias se escriben en cursiva o entre comillas si se sitúan entre el nombre de pila y el apellido, como en el caso del ciclista Joaquim Purito Rodríguez. Ese resalte no es necesario si el apodo sustituye al nombre de pila (Purito Rodríguez).

  • octocampeón y octacampeón, formas válidas

    por Manual

    Octocampeónoctacampeón son formas válidas para referirse a la ‘persona que ha ganado ocho veces un campeonato o torneo’.

    Estos compuestos se construyen con prefijos latinos (bicampeóntricampeón) o griegos (tetracampeónpentacampeónhexacampeónheptacampeón…). En el caso concreto del ocho, en español existen palabras tanto de formación latina (octogenariooctogésimooctacordio) como griega (octaedrooctástilo,octópodo) creadas con octo-octa-.

    Así pues, si en las noticias deportivas se desea indicar, por ejemplo, que Rafael Nadal ha ganado ocho veces el Roland Garros, podrán emplearse ambas formas: «Djokovic ganó este domingo su primer título en Montecarlo al imponerse en la final al octocampeón Rafael Nadal» o «Las portadas reflejan los ojos inundados de lágrimas del octacampeón».

  • ‘selección sub-21′, no ‘sub 21′, ‘sub21′ ni ‘sub’21′

    por Manual

    La denominación sub-21, con la que se alude a los equipos nacionales integrados por jugadores de menos de veintiún años, se escribe con guion intermedio, tal como indica la Ortografía de la lengua española.

    Con motivo del Campeonato de Europa Sub-21, en el que la selección española se ha alzado con el título, los medios de comunicación están escribiendo esta combinación de letras y cifras de distintas maneras: «La selección española ha conquistado su cuarto título continental en la categoría sub 21», «La selección española de fútbol sub’21 arrolló con un juego espectacular a la de Italia» o «La Sub21 sigue los pasos de la absoluta».

    Aunque las combinaciones de cifras y letras pueden escribirse normalmente con o sin guion, la Ortografía académica señala que este signo es «obligado cuando la unidad léxica es resultado de un proceso de prefijación», como sucede en sub-21.

    Así pues, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «La selección española ha conquistado su cuarto título continental en la categoría sub-21», «La selección española de fútbol sub-21 arrolló con un juego espectacular a la de Italia» y «La sub-21 sigue los pasos de la absoluta».

  • preferentista, término adecuado

    por Manual

    Preferentista es una palabra adecuada para referirse a la persona que suscribe participaciones preferentes de determinadas entidades bancarias.

    El término, que se ve con frecuencia en los medios de comunicación, está formado por la palabra preferente y el sufijo -ista y sigue el paradigma de otros como accionistarentista

    Su utilización es adecuada en frases como «Un juez ordena devolver también los intereses a un preferentista» o «Los preferentistas pueden solicitar arbitraje hasta el 30 de junio».

    Al tratarse de una palabra correctamente formada y cuyo significado es claro, no es preciso destacarla con cursivas ni comillas.

    Preferentista no está recogida aún en el Diccionario académico, que sí incluye en su edición digital una enmienda con la voz acción preferente, aquella que ‘confiere algún derecho especial a su titular’.

  • ¿De verdad ‘jugón’ es un elogio?

    por Manual

    Las palabras son células de significado y, si se acerca el verbo jugar a un microscopio, enseguida se aprecia que este organismo riquísimo que es la lengua española está bien vivo y va experimentando mutaciones.

    Sin duda, jugar da mucho juego y podríamos hablar extensamente de sus múltiples usos y acepciones, pero en esta ocasión nos centraremos en el sustantivo derivado jugón, joya lingüística habitual en los medios informativos: «El Atlético puso en el terreno de juego a los jugones» o «Incomprensible mansedumbre para una alineación repleta de jugones».

    La intención del periodista en estos casos era destacar la categoría de estos jugadores, pero ¿realmente lo ha conseguido?, ¿o podría estar descalificándolos sin pretenderlo?

    Conviene saber que, si bien es cierto que el sufijo –ón añadido a un sustantivo lo mismo puede ensalzar que desprestigiar (noticiónmemorión, pero barrigónpatadón), cuando se combina con verbos, según señala la Gramática, aporta siempre un sentido peyorativo: de chuparchupón; de preguntarpreguntón; de mirarmirón

    Así pues, con arreglo a la norma gramatical, jugón no sería quien juega
    estupendamente, sino más bien quien lo hace de manera mediocre. Como puede verse, la lengua es sensible a los matices y, queriendo alabar sobre el papel, basta descuidarse un poco para hacer un papelón.