¿Qué estás buscando?

ESTILO, Manual de estilo para los nuevos medios

Una guía viva en la red sobre los nuevos usos

Borrador

etiqueta: guerras y conflictos, catástrofes y accidentes

128 ARTÍCULOS

  • Euromaidán, con tilde y en redonda

    por Manual

    La palabra Euromaidán, que hace referencia tanto a la plaza donde se están congregando los ucranianos partidarios de la integración en la Unión Europea como al propio movimiento opositor al Gobierno, se escribe con tilde y sin resaltes tipográficos.

    Sin embargo, en los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «La plaza de la Independencia de Kiev, denominada también Euromaidan por albergar la protesta proeuropea de noviembre», «La pregunta sobre quién está detrás del movimiento de Euromaidan es compleja», «Olena Welch, activista en Kiev, explica las protestas en la plaza ‘EuroMaidan’».

    La Ortografía de la lengua española recomienda que las transcripciones de las palabras pertenecientes a idiomas que no emplean el alfabeto latino reflejen con la mayor fidelidad posible la pronunciación original, por lo que en este caso concreto lo apropiado en los ejemplos anteriores habría sido escribir Euromaidán, con tilde y sin necesidad de resaltes una vez hispanizada.

    Respecto al uso de la mayúscula o la minúscula, se aconseja emplear la mayúscula: cuando designa el nombre que se está dando a esta plaza, porque es nombre propio, aunque no sea el oficial, y también si se refiere al movimiento proeuropeo de protesta contra el Gobierno de Yanukóvich, por considerarse un acontecimiento histórico relevante que no alude «de forma directa o transparente a los hechos designados», de acuerdo con la Ortografía.

    En cambio, si en vez de transcribir se opta por traducir el nombre original, la palabra plaza se escribe en minúscula, conforme a las normas de la Ortografía sobre la escritura de calles y espacios urbanos: «Los enfrentamientos estallaron al término de un mitin opositor que congregó en la plaza de la Independencia de Kiev a más de 100 000 personas».

  • dron, adaptación al español de drone

    por Manual

    La palabra dron (plural drones) puede considerarse una adaptación válida al español del sustantivo inglés drone (literalmente zángano), con el que se designa a diversos tipos de vehículos aéreos no tripulados.

    En los medios de comunicación es frecuente encontrar frases como «Un drone le llevará su pedido a casa», «Naciones Unidas estrena en África los primeros ‘drones’ para misiones de paz» o «Un ‘drone’ para controlar la inmigración y evitar incendios».

    En una primera etapa, este término aludía a aparatos básicamente de uso militar y con aspecto similar al de un avión, por lo que se extendió como alternativa al término procedente del inglés la expresión avión no tripulado, que puede considerarse adecuada en muchos casos.

    No obstante, en los últimos tiempos han surgido otros vehículos que no guardan apenas semejanza con los aviones. Para ellos pueden emplearse expresiones más genéricas como vehículos aéreos no tripulados o robots voladores, según los casos.

    Dada su expansión, el término drone puede asimilarse como palabra española con el singular dron, que refleja la pronunciación más extendida, de plural regular drones; al tratarse de una adaptación al español, no es preciso destacarla con cursivas ni comillas.

    Así, en los casos anteriores, habría sido preferible escribir «Un dron le llevará su pedido a casa»,  «Naciones Unidas estrena en África los primeros drones para misiones de paz» y «Un dron para controlar la inmigración y evitar incendios».

    Si, en todo caso, se prefiere utilizar el término original en inglés drone (terminado en e), se recuerda que lo apropiado es resaltarlo en cursiva o entre comillas por tratarse entonces de un extranjerismo no adaptado.

  • piquete no equivale a miembro de un piquete

    por Manual

    Piquetero, miembro de un piquete participante en un piquete son formas adecuadas para denominar a la persona que forma parte de un piquete.

    Piquete designa a un ‘grupo de personas que, pacífica o violentamente, intenta imponer o mantener una consigna de huelga’, un ‘pequeño grupo de personas que exhibe pancartas con lemas, consignas políticas, peticiones, etc.’ o un ‘grupo poco numeroso de soldados que se emplea en diferentes servicios extraordinarios’. En todos los casos se alude a un grupo de personas y no a cada uno de sus integrantes.

    Para denominar a la persona que forma parte de un piquete, la mayor parte de los medios emplean la expresión miembro de un piquete, pero se advierte de que el término piquetero, muy extendido en varios países americanos, es una palabra bien formada que ya aparece recogida en el Diccionario del español actual, de Andrés, Seco y Ramos.

    Por ello, resultan impropias algunas frases aparecidas en noticias sobre la huelga de recogida de basuras en Madrid como «Los cinco detenidos por quemar contenedores de basura no son piquetes», donde lo adecuado habría sido emplear piquetero, miembros de un piquete

  • OPAQ, mejor que OPCW

    por Manual

    La sigla OPAQ, con todas sus letras en mayúscula, es la adecuada para referirse en español a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, que ha sido distinguida con el Premio Nobel de la Paz 2013.

    Con motivo de la concesión de ese galardón se puede ver con frecuencia en los medios la sigla OPCW, que corresponde al nombre en inglés Organization for the Prohibition of Chemical Weapons, aunque la propia organización emplea las siglas OPAQ en la versión en español de su página web.

    Si se opta por dar la denominación completa, y puesto que se trata del nombre propio de la organización, lo adecuado es escribir con mayúscula inicial cada una de las palabras significativas (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas).

    Así, en frases como «La OPCW obtiene el Nobel de la Paz 2013» y «La Fundación Nobel premia la labor de la Organización para la prohibición de las armas químicas», habría sido preferible escribir «La OPAQ obtiene el Nobel de la Paz 2013» y «La Fundación Nobel premia la labor de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas».

  • Primavera Árabe, en letra redonda y con mayúsculas

    por Manual

    La denominación de Primavera Árabe, que se aplica a los movimientos populares del mundo árabe, en especial a los de Egipto, se escribe con mayúsculas iniciales, pues alude a un acontecimiento histórico relevante que se identifica con este nombre.

    En las noticias no es raro que aparezca esta expresión escrita con minúscula o con algún tipo de destacado, como en los siguientes ejemplos: «El espíritu de la ‘Primavera Árabe’ no ha franqueado aún el umbral de las comisarías marroquíes» y «La primavera árabe tuvo su versión siria en marzo de 2011».

    Esa denominación se ha consolidado como antonomasia1 , y por ello lo apropiado según la Ortografía académica es escribirlo con mayúsculas iniciales, como se hace conPrimavera de Praga; además, es recomendable no usar ni cursiva ni comillas, pues al funcionar como nombre propio las mayúsculas son suficientes.

    Por ello, en los ejemplos anteriores habría sido mejor haber escrito «El espíritu de la Primavera Árabe no ha franqueado aún el umbral de las comisarías marroquíes» y «La Primavera Árabe tuvo su versión siria en marzo de 2011».

    1 En los inicios del uso de ese término, en el año 2011, la Fundéu BBVA aconsejó que se emplease la minúscula por tratarse de una denominación más que alternaba en el uso con otras como «revolución árabe» y «revueltas árabes», pero en la actualidad, al haberse consolidado «Primavera Árabe» como antonomasia, se recomienda escribirlo con iniciales mayúsculas.

  • boicot y boicoteo, adaptaciones al español de boycott

    por Manual

    El término boicot —mejor que boycott o boicó— y su sinónimo boicoteo son las formas adecuadas en español para referirse a la ‘acción que se dirige contra una persona o entidad para obstaculizar el desarrollo o funcionamiento de una determinada actividad social o comercial’, tal como recoge el Diccionario de la lengua española.

    El Diccionario panhispánico de dudas propone esos dos términos y sus plurales boicotsboicoteos como formas adaptadas de la voz inglesa boycott, y recomienda no hacer uso de la adaptación boicó.

    Así, en frases como «Organizaciones sociales llaman a un boicó contra las  medidas aprobadas» o «Personajes célebres apoyan un boycott en contra de los Juegos de Invierno», lo apropiado habría sido emplear los términos boicotboicoteo.

  • incendios forestales: 6 claves para una buena redacción

    por Manual

    En las noticias sobre incendios forestales es frecuente el empleo inapropiado de algunos términos y expresiones. A continuación se hacen algunas precisiones al respecto:

    1. Incendiario es quien ‘incendia con premeditación, por afán de lucro o maldad’;no es sinónimo de pirómano, ‘alguien que sufre una enfermedad por la que disfruta provocando fuegos y viendo las consecuencias del incendio’.

    2. Todos los incendios son provocados por algo o alguien; se desaconseja, pues, emplear incendio provocado con el sentido de incendio intencionado, aquel que se genera conscientemente.

    3. Los incendios se pueden propagar (‘extender, dilatar o aumentar algo’), pero en ningún caso se propalan, pues este verbo significa ‘dar a conocer o difundir algo oculto o poco conocido’.

    4. Un incendio controlado es aquel que se ha conseguido aislar y cuyo avance y propagación se ha logrado detener, y un incendio estabilizado es el que evoluciona dentro de unas líneas de control establecidas.

    5. Efectivos hace referencia al conjunto de los miembros de las patrullas o cuadrillas, pero no a cada individuo en particular («los 30 bomberos» o «los 30 miembros del cuerpo de bomberos» y no «los 30 efectivos del cuerpo de bomberos»).

    6. La expresión orografía del terreno es redundante puesto que la palabra orografía es ‘el conjunto de montes de una comarca, región o país’, y por lo tanto en ella ya está implícita la idea de terreno.

  • yihad y yihadista, no jihad ni jihadista

    por Manual

    Yihad, que se pron uncia /yihád/ con h aspirada, es la transcripción recogida en el avance de la vigesimotercera edición del Diccionario académico para referirse a la ‘guerra santa de los musulmanes’.

    Aunque en árabe es sustantivo masculino, en español se ha optado por el género femenino. Además, a partir de esta palabra se ha creado yihadista, igualmente válida, que el diccionario Clave define como ‘de la yihad o relacionado con ella’ y ‘partidario o seguidor de la yihad’.

    En este sentido, en los medios de comunicación aparecen en ocasiones las grafías inapropiadas jihad y jihadista: «La casa de Bakri está adornada con una gran bandera negra de la jihad, la guerra santa» o «El salafismo ultraislámico jihadista es sumamente fuerte en el norte de Líbano»

    En los ejemplos anteriores, lo adecuado habría sido escribir yihad y yihadista: «La casa de Bakri está adornada con una gran bandera negra de la yihad, la guerra santa» y «El salafismo ultraislámico yihadista es sumamente fuerte en el norte de Líbano».

    Ver conflicto palestino-israelí: claves de redacción.