¿Qué estás buscando?

ESTILO, Manual de estilo para los nuevos medios

Una guía viva en la red sobre los nuevos usos

Borrador

etiqueta: economía y empresa

326 ARTÍCULOS

  • captar capital, mejor que levantar capital

    por Manual

    La expresión captar capital es preferible, en el ámbito de los medios de comunicación, levantar capital, que se usa con frecuencia en informaciones sobre el mundo financiero.

    En los medios de comunicación es frecuente leer frases como «Es probable que esas dos entidades tengan que levantar capital adicional por parte de los inversores» o «Muchas empresas emergentes fracasan porque no planean cuánto tiempo les tomará levantar capital».

    Esa expresión, asentada en el ámbito financiero, parte de la inglesa to raise money, en la que el verbo se traduce con su significado más común (levantar), cuando significa también recaudarcaptar.

    En ese contexto, y para evitar además confusiones con otros sentidos de la palabra levantar (que coloquialmente significa ‘apoderarse de algo’ o ‘robar’, como recogen diccionarios de uso como el de Seco, Andrés y Ramos y el Clave), es preferible usar el verbo captar u otros análogos, como conseguirobtenerrecaudar

    Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Es probable que esas dos entidades tengan que captar capital adicional por parte de los inversores» y «Muchas empresas emergentes fracasan porque no planean cuánto tiempo les tomará obtener capital».

  • cesar no es destituir

    por Manual

    Los verbos destituir, deponer o despedir son preferibles al verbo cesar para indicar que alguien ha sido obligado a dejar su cargo o actividad.

    Una persona cesa en su empleo o cargo cuando simplemente deja de desempeñarlo («Javier Solana cesó en las funciones que desempeñaba en Bruselas»); sin embargo, en muchos textos periodísticos se está extendiendo el uso transitivo de este verbo, en frases como «El consejo de administración de El Mundo ha cesado a Pedro J. Ramírez de sus funciones de director», «Cesado un directivo de la Marca España» o «Fue cesado del cargo de seleccionador».

    De acuerdo con el Diccionario panhispánico de dudasel verbo cesar es intransitivo en todas sus acepciones: es el trabajador quien cesa, bien porque lo despiden, bien porque él decide poner fin a la relación laboral, por lo que para señalar que a alguien se le ha obligado a dejar su cargo lo adecuado es utilizar el verbo destituir, o, dependiendo del contexto concreto, otros alternativos como relevardeponer odespedir.

    La última Gramática académica, aunque no censura el uso de cesar con el significado de ‘hacer que alguien cese’, indica que el verbo preferible y apropiado es destituir: «El consejo de administración de El Mundo ha destituido a Pedro J. Ramírez de sus funciones de director» (o «Pedro J. Ramírez cesa como director de El Mundo»), «Destituido un directivo de la Marca España» o «Fue destituido del cargo de seleccionador».

  • bajar por debajo de, expresión redundante

    por Manual

    La expresión bajar por debajo de, de fácil sustitución en nuestra lengua, resulta redundante en muchas situaciones.

    En las informaciones meteorológicas y económicas es muy frecuente encontrar ejemplos como «Los termómetros han bajado por debajo de los diez grados esta madrugada» o «Las reservas han bajado por debajo de los 40.000 millones de dólares».

    El Diccionario académico precisa que bajar significa ‘ir desde un lugar a otro que esté más bajo’ y la preposición de ya indica, precisamente, el lugar o referencia con respecto a la cual se baja.

    Por tanto, en frases como estas se puede emplear la opción, más sencilla y menos reiterativa, han bajado de sin que el sentido de la oración cambie: «Los termómetros han bajado de los diez grados esta madrugada» o «Las reservas han bajado de los 40.000 millones de dólares».

    Y en aquellos otros casos en los que se prefiera optar por una variante más extensa, por juzgar que puede aportar algún matiz o porque se quiera recurrir a una forma más enfática, siempre es preferible emplear algún verbo de significado similar a bajar, pero que evite la cacofonía bajar por debajo.

    Así pues, resultan preferibles otras formulaciones, de mayor riqueza léxica y estilística, como se han situado por debajo dehan descendido por debajo de,han caído por debajo de, etc.

  • experiencia, pericia y experticia, alternativas a expertise

    por Manual

    Los términos experienciapericiaexperticia son alternativas válidas en español al extranjerismo expertise, que, según el diccionario Merriam-Webster, significa en inglés ‘habilidad o conocimiento especial’ o la ‘habilidad o conocimiento de un experto’.

    Es frecuente encontrar en las noticias frases en las que se emplea esa palabra, como en «Tom Hanks se ha ofrecido sin tener un gran expertise como villano», «El expertise que exigen las empresas está centrado en la publicidad en línea» o «La compañía tiene un conocimiento y ‘expertise’ que muchas otras desean».

    En función del matiz que se quiera destacar, el español ofrece términos alternativos, como experiencia (‘práctica prolongada que proporciona conocimiento o habilidad para hacer algo’) o pericia (‘sabiduría, práctica, experiencia y habilidad en una ciencia o arte’).

    El Diccionario de americanismos de la Asociación de Academias de la Lengua Española recoge además el término experticia, de uso en varios países de América, como ‘cualidad de una persona o de una empresa en la que se unen la experiencia y la pericia en un campo’.

    Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Tom Hanks se ha ofrecido sin tener una gran experiencia como villano», «La experticia que exigen las empresas está centrada en la publicidad en línea» y «La compañía tiene un conocimiento y una pericia que muchas otras desean».

    Si, en todo caso, se opta por emplear el término expertise lo adecuado es resaltarlo en cursiva o entre comillas por tratarse de un extranjerismo. Respecto al género y teniendo en cuenta sus referentes (experiencia, pericia y experticia), se recomienda el femenino («la/una expertise»).

  • ciberlunes, mejor que Cyber Monday

    por Yoli

    El término ciberlunes, en una sola palabra y en minúscula, es adecuado en español para referirse a lo que en inglés se llama Cyber Monday, una jornada en la que los comerciantes de Estados Unidos y otros países lanzan ofertas y promociones para aumentar las ventas por internet.

    En las noticias sobre esta jornada, que suele celebrarse el primer lunes después del Día de Acción de Gracias, puede verse vacilación en cuanto al uso de los nombres español e inglés, así como en la forma de escribirlos: «La web se llena de ofertas para un nuevo Cyber Monday», «Primer Cybermonday en Argentina» o «Los Cyberlunes, la opción perfecta para comprar los regalos de Navidad», en las que lo apropiado habría sido escribir ciberlunes.

    En el caso del llamado Black Friday, el día que comienza la temporada de compras navideñas en los Estados Unidos, inmediatamente después del Día de Acción de Gracias, la adaptación apropiada es «viernes negro», con las iniciales en minúscula y entrecomillada, para distinguir esa expresión de aquellas otras que incorporan el término negro con otros sentidos, la mayoría de carácter trágico o negativo.

    Ver también trimestre negrodía negro, sin comillas ni cursiva.

  • Una ‘start up’ es una ‘empresa emergente’

    por Manual

    En el mundo de los negocios, y muy especialmente en el ámbito de la innovación y las nuevas tecnologías, se denomina empresa start-up a aquella sociedad que, pese a su juventud y falta de recursos, consigue obtener resultados en el mercado y pasar a un siguiente nivel estructural al ser impulsada por otros inversores o absorbida por empresas ya consolidadas.

    COMENTARIOS {1}

  • opa, en minúscula

    por Manual

    La grafía opa, en minúscula, es la recomendada en el Diccionario académico para referirse a una oferta pública de adquisición.

    Sin embargo, en los medios es muy habitual encontrar frases con OPA en mayúscula: «La mexicana Sigma lanza una OPA sobre Campofrio por cerca de 700 millones» o «Las grandes compañías están preparadas para reaccionar ante intentos de OPA».

    A veces, ciertas siglas siguen un proceso de lexicalización que las lleva a transformarse en nombres comunes: ovni, geo, grapo, pyme, etc. Así, en su día, SIDA dejó de ser solo una sigla de síndrome de inmunodeficiencia adquirida para transformarse en una palabra común con una grafía distinta: sida.

    Igualmente, la sigla OPA se ha convertido en un nombre común y, por lo tanto, los hablantes ya no tienen la referencia directa al significado original de las siglas: oferta pública de adquisición.

    Al tratarse de un nombre común, lo apropiado es escribirlo con minúscula, opa, término ya incluido en el Diccionario académico definido como ‘oferta pública dirigida a los socios de una compañía cotizada en bolsa en la que se les propone la adquisición de sus acciones en plazos y condiciones determinadas’.

    Por otra parte, las palabras creadas a partir de siglas forman su plural conforme a las normas académicas regulares (opa, plural opas) y pueden producir derivados como el verbo opar, incluido en el diccionario Clave con el significado de ‘hacer una opa sobre una empresa para intentar controlar un gran número de sus acciones’.

    Así pues, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «La mexicana Sigma lanza una opa sobre Campofrío por cerca de 700 millones» y «Las grandes compañías están preparadas para reaccionar ante intentos de opa».

    Por último, se recuerda que, en relación con la opa lanzada hoy sobre Campofrío, el nombre de esta empresa lleva tilde.

    Ver antiopacontraopa, términos adecuadosOPV, en mayúscula.